Misa 1º triduo casa hermandad 1

1º Tríduo Ntra. Sra. de Gracia

Segunda jornada de barrios marcada por el comienzo del Triduo en Honor a la Patrona, el extraordinario recibimiento de la Real Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno en San Sebastián y la gloriosa bienvenida a la Virgen en el barrio de El Parral.

A las 8 de la tarde del 11 de agosto daba comienzo la primera de las misas de triduo de este Día de la Virgen. Más de un centenar de vecinos y hermanos se congregaron en el altar de nuestra Casa Hermandad para orar en torno a la Patrona. La misa, cantada por el Coro Rociero Ntra. Sra. de Gracia, fue preparada y protagonizada por el futuro de nuestra Hermandad, niños y jóvenes que han crecido bajo el manto de la Patrona y son nuestro legado para que nuestra fe y devoción siga por siglos.

Fin del triduo y la Banda de Música de la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno entonaba el Himno Nacional para que la Patrona, a hombros de las mujeres de la Hermandad, saliera de su altar camino de un nuevo barrio, del sueño hecho realidad de unos vecinos que la añoraban desde hace años y esperaban impacientes el tenerla en sus brazos pasada la Ermita de San Sebastián.

Antes, en la sede de los Hermanos de Abajo, la Patrona fue protagonista de un espectular recibimiento por parte de sus hermanos. Campanas, aplausos, vítores y cantes del coro para recibir a la Reina en su visita a los Sagrados Titulares de la corporación Nazarena. Aprovechando la ocasión, la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno concedía su insignia de oro al Niño Jesús de la Virgen de Gracia, reponiendo así el sustraído en el desgraciado robo que sufrió nuestra Parroquia en 2012. Para finalizar la visita, fuegos artificiales y una gran petalada daban paso a una emocionante despedida con un bello altar en su Casa Hermandad, de donde siguieron brotando petaladas.

Llegaba el momento de los vecinos del Parral, emocionados tomaban en sus manos los enseres y sobre sus hombros a la Patrona para acompañarla hasta su barrio. Como es habitual, durante el trayecto se sucedían los altares y fachadas engalanadas, tradición en estos días de agosto donde Alhaurín se vuelca con su Madre de Gracia. Poemas al paso por el Camino de Coín, donde San Isidro Labrador esperaba a las puertas de su capilla.

Y llegó la Virgen a su barrio, porque todos los barrios son suyos, entre una multitud de personas que esperaban el glorioso recibimiento de los vecinos. “El Parral a tus pies”, rezaba una bella portada culminada con una gran corona de Reina. Petaladas, papelillos, banderillas cerrando el cielo, mantones, colchas, macetas, un barrio hecho altar que comenzaba a descontar las inolvidables horas que iban a pasar disfrutando de la presencia más bendita entre sus casas.

Hoy domingo, al igual que ayer, es incesante el paso de vecinos y visitantes por el bello altar de El Parral. Los vecinos disfrutan de un día de convivencia y fraternidad de los que quedan grabados en la memoria. En unas horas se celebrará el segundo Triduo y la Virgen partirá de un barrio que por siempre quedará, como todo un pueblo, a sus pies.

Una respuesta