Historia

En cuestión de un abrir y cerrar de ojos, los musulmanes entraron en la Península (año 711) y la hicieron suya. Al norte, un irreductible grupo de cristianos, firmes, piadosos y guerreros comenzaron la resistencia. Pero la resistencia iba a durar casi ocho siglos. No fue una guerra, sino una sucesión de guerras y combates unidas a apariciones armadas por todo el territorio. Para algunos ni siquiera fue una Reconquista, sino más bien una conquista. Sea como fuere ningún conflicto armado de la historia de la humanidad duró tanto.

Corría el año 1.485 cuando los Reyes Católicos tomaron Coín, Cartama, Alora y Alhaurín el Grande, las renombradas “Cuatro villas de la hoya de Málaga”. Existen de archivo y bibliografía escrita en el momento anterior a la destrucción de los archivos Parroquial y Local que aseguran que la Virgen de Gracia fue donada por los Reyes Católicos al tiempo de la Reconquista de Alhaurín el Grande. Don Pascual Madoz, en su Diccionario Geográfico de España, asegura dicha donación. Como al reconquistar la villa no había iglesia, los cristianos habilitaron posiblemente la mezquita musulmana como era costumbre en aquella época. Entre los bienes que tocaron a la iglesia o parroquia de esta villa, se les dejó la casa que está enfrente de la Iglesia, lo que prueba que había una iglesia provisional según consta en el Libro de de Repartimientos de tierras y casas del Bachiller Juan Alonso Serrano, en virtud de las Reales cédulas firmadas por los Reyes Católicos, en el Real de la Vega de Granada, el día 8 de Mayo de 1.492.

En 1.553 se edifica la Iglesia definitiva sobre las ruinas de la fortaleza árabe. De la Iglesia provisional pasaron la imagen de Nuestra Señora de Gracia ya retocada a la iglesia nueva.

En 1.604 se acordó arreglar la mano de la imagen en el Altar Mayor. En el inventario del año 1.616 consta, en primer lugar, la imagen de Nuestra Señora de Gracia.

En 1.654 don Diego de Eslava, Canónigo de Málaga, consiguió de su Santidad muchas indulgencias para los 72 hermanos de gracia, y unos años después en 1683 uno de estos hermanos Don Juan Benítez regaló la media luna de plata que conserva a sus pies. Es pues importantísimo el valor histórico de esta pieza de orfebrería que sobrevivió a los tristes acontecimientos del año 1936 y que permanece hoy en día adornando la imagen.

En Julio de 1.708 se reformó la hermandad. El día 15 de Agosto de 1.753 se colocó a Nuestra Señora de Gracia en el Camarín que estaba en dirección al púlpito (que desapareció al ampliar la iglesia en el año 1.863) constó el antiguo Camarín 33.000 reales de vellón.

En 1.780, Don Antonio Cuenca, maestro de Velez, construyó la silla de Nuestra Señora por 2.200 reales. El 10 de Noviembre de 1.910 se realizó un nuevo Camarín costeado con los donativos recaudados por los mayordomos de la Hermandad. Prueba de la gratitud a Nuestra Señora por haber librado de la muerte en la guerra de Melilla, a los 55 hijos de esta Villa de Alhaurín el Grande, que al luchar contra las kábilas rifeñas, se encomendaron a Nuestra Señora de Gracia.

En una revista publicada en Málaga en el año 1.904, con motivo del primer aniversario del Pontificado de San Pio X, dice de Alhaurín el Grande que los vecinos que se adhieren a la grandiosa manifestación celebrada el día de Santiago.

En 1.925 aparece un artículo en la revista “Vida Gráfica” que cuenta como el pueblo festeja a su patrona celebrando una procesión que fue un completo éxito. La Virgen estrenaba galas nuevas y el trono adornado e iluminado artísticamente fue sacado de la Parroquia donde se venera y recorrió las principales calles del pueblo. Por la mañana muy temprano a las siete se inauguró la feria del ganado en el monte donde está la ermita de San Antón.

La Imagen primitiva de la Virgen de Gracia fue profanada y destruida en la Segunda República Española en 1.936, en la Plaza Baja fue arrojada en el pilar de la fuente y después quemada.

El día 11 de Febrero de 1.939 Alhaurín el Grande fue liberado y tardó poco en volver una nueva Imagen de la Virgen copia de la antigua, realizada por el escultor “Palma” hijo de Málaga, Fue el 14 de agosto de 1939 cuando la imagen actual llegó por primera vez al pueblo. Se cuenta que estuvo expuesta en la Huerta de Pantaleón, donde acudieron a verla masivamente todos los vecinos, y trasladada en procesión a la parroquia a la atardecer de ese mismo día.

Después de 1.939, acabada la Guerra Civil fue Hermano Mayor de esta Hermandad Don Francisco Romero Rueda, que por ser alcalde todo el ayuntamiento colaboró en el bien de la Hermandad. Era párroco Don Manuel Moreno Ruiz le compraron a la Virgen y al Niño una corona de plata y le hicieron el trono con palio.Las coronas son obras del orfebre granadino Parejo Navas. Además también se cambiaron las manos de la Virgen por unas nuevas.

El día 3 de Septiembre de 1.959 le pusieron a la Virgen los ojos de cristal, en sustitución de los pintados que tenia, era párroco Don José María Ortega. También se hizo más pequeño el trono de la Virgen porque para subir por algunas calles del pueblo faltaban hombres (perdió el palio).

El día 6 de Junio de 1.965, día de Pentecostés, fue nombrado Hermano Mayor Don Francisco Aragón Cantos, párroco Don Miguel Rodríguez Gutiérrez.

El día 22 de Junio de 1-965 cae un avión denominado “Pedro” del 27 alas de bomberos ligeros con baso en el Rompedizo (Málaga) en el punto denominado la “Capota” y por un milagro no sufren daños ninguno de los cuatro tripulantes del mismo, ellos acudieron a la Virgen de Gracia agradecidos por tan gran beneficio, pocos días después fueron el párroco y cinco hermanos directivos de la hermandad al campo de Aviación. Se le ofrecieron a este Ala, presidida por el Señor Coronel Jefe de la Base, hacer al cuerpo de aviación hermano de la Hermandad de la Virgen de Gracia, muy agradecidos dos de los tenientes que cayeron en el accidente y no les pasó nada, prometieron venir a la procesión de la Virgen, también una representación del Cuerpo de la Aviación y la banda de tambores y cornetas.

El día 15 de Agosto de 1.965 vino la banda de cornetas y tambores y una representación del citado Cuerpo, así como los aviadores que cayeron del avión a la Función Religiosa y Procesión de la Virgen.

En el mes de Diciembre de 1.965, se retocó el Camarín, lo dorado y el color nuevo fue celeste, costando 2.500 pesetas; también se le puso e unos suplementos a los lados para los jarrones y se pintó la peana del trono, costando 1.650 pesetas.

El 10 de Agosto de 1.965, se subió la peana del trono en 25 centímetros.

El día 20 de Julio de 1.966 fueron tomados una serie de acuerdos por la directiva y demás miembros asistentes a la reunión: el palio no se pudo poner, la mantilla de la Virgen se alquilará a las novias que quieran y darán, un donativo de 100 pesetas las pudientes y de 50 pesetas la clase media.

En Octubre de 1.966 la Virgen fue retocada y al Niño se le puso el dedo que le faltaba.

En Noviembre de 1.969 se empapeló el Camarín de la Virgen y el Sagrario, se le compró un vestido de guipuz con el viso rosa que costó 2.600 pesetas.

En los últimos tiempos se extendió la costumbre de que todos los años al celebrarse su fiesta el día 15 de Agosto, es sacaba a hombros por los quintos próximos a irse a cumplir su servicio militar, y es mecida por el ardor e ímpetu propio de estos jóvenes. Todos los padres se sienten dichosos al presentarle a su Virgen los recién nacidos el día 14 de Agosto, esperando su bendición.

El día 15 de Agosto de 1.976 fue uno de los mejores de la historia de la Hermandad, el pueblo entero se volcó a su patrona, la Virgen recorrió nueve barrios en los días anteriores al día 15. Vino la Banda de Música de Miraflores de los Ángeles, se hizo una vista de fuegos artificiales y como dato curioso la Virgen Salió por la puerta principal a los 14 años, ya que siempre se hacía por la Puerta del Perdón, también ha hecho su recorrido por las Barrancas y la Calle de Calvario, donde hacía muchos años que no pasaba. Los quintos llevaron a la Virgen a lo largo del recorrido sin descansar a petición y voluntad propia.

El 10 de Agosto de 1977 apareció un artículo en el Diario Sur por motivo de la repercusión en la provincia de la Festividad de la Patrona.

 

Patrimonio

Con respecto al patrimonio de la Hermandad, se sabe lo que viene reseñado anteriormente, en realidad se reducía casi exclusivamente, como hemos referido a la imagen de la Virgen en su sillón, el trono con su palio primitivo del que solo se sabe que estrenó un palio en 1971 y fue dorado en 1972, la luna de plata situada a los pies de la Virgen que se conserva desde que en 1683, algún estandarte y farol, poco más.

En los últimos años, la Hermandad ha visto incrementado su patrimonio gracias a la importantísima labor de las personas que ha configurado las diferente Juntas de Gobierno y a la inestimable colaboración del Excmo. Ayuntamiento, y del pueblo de Alhaurín el Grande que fiel a sus raíces cofrades colabora de forma generosa con nuestra Hermandad.

Así pues se han ido renovando cada pieza y a su vez se han adquirido multitud de enseres, tales como varas, jarrones, faroles, incensarios, vestido para la virgen y el niño. De los que cabe destacar:

Nuevo palio bordado en oro por las hermanas clarisas comendadoras de Santiago de Granada, y montado en los talleres de bordado en oro de Francisco Franco (Coria del Rio-Sevilla) año 2002.

El trono plateado de pequeñas dimensiones para la salida de la virgen a los barrios realizado en el año 2003 en el taller de orfebrería Martos en Málaga.

Las nuevas coronas doradas para la Virgen y el Niño, que se estrenaron en el año 2004 y realizadas en los talleres de Orfebrería Martos.

Estandarte bordado en oro sobre tela celeste con imagen pintada por José Palma Santander y bordado de Francisco Franco de Coria del Rio- Sevilla.

El nuevo trono en madera dorada realizado por Antonio Angulo Benítez en Cuevas de Becerro estrenado en el año 2008.

Además de varios vestidos nuevo y joyas que ha sido donadas por diferente hermanos y devotos de Nuestra Sra. de Gracia, y además de un sin fin de cosas más como el nuevo estandarte guion, paños para ornamentar la parroquia y la construcción de su casa hermandad. Todo esto hace posible que en la actualidad que la fiesta de nuestra patrona se celebre con gran esplendor.